El cangrejo y el bogavante
 
Ve de lejos el cangrejo,
desconcertado y perplejo,
cómo pasa un bogavante,
caminando hacia delante.
 
Piensa: "El asunto es sencillo:
a este le falta un tornillo.
¡Qué animal tan sorprendente!
¡No es normal andar de frente!".
 
El bogavante, asombrado,
ve al cangrejo andar de lado
y comprende en un instante
que es un ser extravagante.
 
"Nunca vi mayor rareza.
Ha perdido la cabeza
─le dice a su amigo el choco─.
¡El mundo se ha vuelto loco!".
 
Un día de mar en calma
se hacen amigos del alma
y descubren, sonrientes,
que es genial ser diferentes.
 
                         Carmen Gil
Cangrejo
 
      
Está aquí: Inicio Poemas Valores Respeto a las diferencias El cangrejo y el bogavante